lunes, 12 de febrero de 2018

Posidonia, la planta que da vida a Menorca

Si pensamos en la típica imagen de postal de Menorca, esa con la playa paradisíaca de aguas turquesas y limpias, debemos darle las gracias a la posidonia oceánica. Esa planta -sí, la posidonia es una planta, no una alga- que actúa de barrera natural protegiendo las playas de Menorca. Porque una de sus funciones es evitar que la fuerza de las olas, sobre todo durante los temporales, arrastre consigo la arena de las playas. Además, la posidonia constituye un hábitat natural importantísimo para moluscos, crustáceos, peces y muchísimos más seres vivos.

 

La importancia de esta planta


Sí, habéis leído bien: la posidonia es una planta, y no una alga, como mucha gente cree. Hace la fotosíntesis, tiene un curioso ciclo de floración y suele vivir entre los 0 y los 40 metros de profundidad. También fuera del agua cumple su función, aportando materia orgánica gracias al desplazamiento de sus hojas hacia las dunas por acción del viento.

Podríamos seguir enumerando los beneficios de la posidonia oceánica para el ecosistema. Pero lo que está claro es que le debemos mucho a esta planta que tiene las mayores extensiones de praderas en las Islas Baleares. Por eso, medidas como las tomadas por las autoridades de Menorca para mantener esta planta de alto valor ambiental deben ser respetadas. Entre estas medidas, destaca la prohibición de fondear sobre praderas de posidonia -con multas que pueden llegar hasta los 450.000 euros- o la prohibición de eliminar los restos de posidonia sobre las playas sin servicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Menorca también es tierra de vinos

Menorca siempre ha tenido una importante producción de vinos. Durante la época de dominación musulmana se producían excelente...